A la hora de estudiar, pueden ser muchas las excusas sobre todo si ello también amerita un cambio en el espacio debido a algún viaje. Cuando llega ese tipo de momento, posiblemente nos llenamos de motivos decidiendo no dar ese paso ya que “así como estamos estamos bien” o quizás porque “no se debe viajar ahora porque debemos estudiar o terminar algún proyecto en el trabajo”.

Viajar y estudiar, quizás no es par todos 

Y esto es cierto ya que estudiar mientras viajamos solo es posible si estamos matriculados en algún instituto donde nos permitan estudiar a distancia, aseguran los estudiantes en EAE opiniones. En la actualidad es posible encontrar gran número de instituciones en países como Colombia, Estados Unidos, México y España, que además son los más demandados por los viajeros.

En tal sentido, lo primero que se debe hacer es identificar si estaremos dispuestos a cambiar y luego verificar que nuestra universidad, escuela o instituto cuente con la modalidad a distancia.

Este es un aspecto que resulta primordial si deseamos viajar y estudiar en simultáneo, porque no ganamos nada si el lugar no ofrece la opción de estudiar de forma remota. Podemos tener muchas ganas de viajar pero, o cambiamos de carrera o cambiamos de instituto para poder hacer los dos sueños realidad.

Algunos consejos para estudiar mientras viajamos

Elegir muy bien las materias que se van a cursar mientras dure el viaje que deseamos realizar: debemos tratar de que estas no sean materias que requieran de alguna práctica, como entrevistas, atención a personas o realizar ejercicios en diversos sitios, pues mientras viajamos ciertamente se tiene contacto con muchas personas, pero eso quizás no sirva para este tipo de actividades, lo que solo causará frustración cuando no podamos llevar a cabo tales prácticas.

Seleccionar un momento del día para estudiar: lo recomendable es que sea en horas de la mañana y que se trata de lo primero que hagamos, de esta manera se evita que las actividades del día nos absorban y si nos organizamos bien y rápido, entonces evitaremos tener algún problema durante el viaje.

Organizar la forma en la que estudiamos: este resulta un aspecto importante debido a que nos ayudará a que el tiempo que se dedique a estudiar sea productivo. Es importante bloquear todas las alarmas de nuestros dispositivos móviles. No debemos entrar a las Redes Sociales durante el tiempo de estudio, no podemos estar pendiente del móvil, simplemente porque genera distracciones y nos hace menos efectivos en el tiempo que pasamos estudiando.

No debemos descuidar el estudio debido al viaje: Es de suma importancia mantener en claro las prioridades. Está muy bien viajar y poder conocer distintos lugares, pero si estamos estudiando mientras viajamos es importante mantener presente cuáles son nuestras metas a largo plazo. No es válido dejar a un lado el estudio debido a un viaje.

Ir por las técnicas de estudio: podemos encontrar gran variedad de formas de estudiar, a determinadas personas les funcionan los mapas mentales, el subrayado, tomar sus propios apuntes, hacer fichas, los dibujos, el Brainstorming o las reglas Mnemotécnicas. Y es que cada persona ciertamente es un mundo, por lo que resulta importante descubrir cuál es la mejor técnica para nosotros y de esta manera sacar todo el provecho y que sea más productivo el viajes y las horas de estudio.