Así como todos tenemos derecho a disfrutar de una buena taza de café de cápsulas de café en un ambiente relajado, también contamos con el derecho a recrearnos a través del turismo, y ello se encuentra contemplado en El Código Ético Mundial para el Turismo de la OMT, en su artículo siete, donde señala que todas las personas deben de ejercer su derecho a disfrutar del turismo sin obstáculos.

Basados en ello, hacemos mención a que existen a nivel mundial al menos unos mil millones de turistas internacionales, donde un porcentaje significativo de ellos se encuentra compuesto por personas con discapacidades, personas mayores, niños, o con otras necesidades especiales. Pensando justamente en ello, resulta trascendente que los destinos tengan la capacidad de desarrollar medidas de accesibilidad universal.

Enfocados en ello, los destinos que desarrollen servicios, entornos y productos aptos para todos, alcanzaran una verdadera evolución en su oferta, con lo que lograrán una mejor experiencia para el turista y con ello, mejorarán la calidad de vida tanto de sus visitante como de la población local. La accesibilidad, la sostenibilidad y la participación equitativa se han convertido en lo que se conoce como Turismo para Todos y su enfoque es el de fomentar la calidad de los destinos turísticos con la idea de aumentar su competitividad. 

¿En qué consiste el Turismo Accesible?

Dicho concepto se refiere a la adecuación de los diversos servicios, entornos y productos turísticos de tal manera que permitan el acceso, uso y disfrute a todos los usuarios sin distinción, sujetos a los principios del Diseño Universal.

¿Quiénes requieren de la accesibilidad en turismo?

La realidad es que no hay una distinción especial, ya que todos solemos ser en algún  momento demandantes de los entornos, sus productos y de los servicios accesibles, esto suele suceder bien por un accidente, discapacidad, embarazo, enfermedad, edad avanzada o quizás solo por llevar algún equipaje cuyas dimensiones son considerables, también podría sencillamente por no estar familiarizados con el entorno. Estas condiciones podrían afectar significativamente tanto a los turistas como a la población local de un destino.

Es importante acotar que, un 15% de la población mundial se encuentra compuesta por personas que tienen alguna discapacidad, siendo esta la razón principal por la que en algunos países la situación social y económica de ese colectivo favorece su inserción en el turismo siempre y cuando los destinos se encuentren en excelentes condiciones para recibir y atender a este sector de la población. 

Así mismo, se cuenta a nivel mundial con un 22% de personas que conforman el sector de personas mayores de 60 años. Lo que puede significar unos 2 mil millones de personas y 2000 millones de oportunidades de empleos para el sector turístico. 

¿Por qué es de gran importancia lograr que el destino o el producto sean accesibles?

  • Porque es un derecho: según lo establece la Convención de las Naciones Unidas sobre los derechos de las personas con discapacidad, con lo cual se reconoce como un derecho exigible en la medida en la que los estados miembros de las Naciones Unidas lo ratifiquen y con ello apliquen la Convención.
  • Se encuentra al servicio de los usuarios: las recomendaciones y obligaciones legales son más sencillas de alcanzar cuando un destino se encarga de las necesidades verdaderas de los diferentes clientes y de subsanar sus demandas.
  • Se trata de una inversión: si esta es planteada desde el inicio del diseño, o bien, realizando pequeños pero significativos cambios, con la idea de conseguir mejoras sustanciales que puedan producir un incremento de la cuota del mercado.
  • Brinda grandes resultados: llo se debe a que mejora la competitividad favoreciendo la fidelización de los clientes, mientras que los destinos que no proporcionen la accesibilidad cuentan con el riesgo de encontrarse al margen del mercado actual.
  • Brinda gran satisfacción a los clientes: ello es debido a que se alcanza una mejora de la calidad del servicio garantizando una buena experiencia al turista en materia de accesibilidad.